Limitación a los tipos de interés de los depósitos: realidad o ficción

A principios de año varios medios de información económica como El País, Expansión o RTVE publicaron que el Banco de España, de forma verbal, había impuesto una limitación al tipo de interés de remuneración del pasivo de las entidades de crédito, principalmente en relación a los depósitos bancarios. Concretamente, esta limitación (recordemos no escrita) fijaba el tipo máximo de remuneración de los depósitos a un año en el 1,75% (100 puntos básicos por encima del precio oficial del precio del dinero del 0,75%), y del 2,75% (200 puntos más) para depósitos a más de dos años.

El fin último de la recomendación, y no imposición como tal por carecer de redacción escrita, por lo que, en principio, no podría devengar en sanciones para las entidades “incumplidoras”, sería evitar la “guerra de pasivo” o “guerra de los depósitos” que últimamente hemos tenido ocasión de ver. 

Fuente: www.helpmycash.com

Así, dicen, se conseguiría una doble finalidad:

  1. Reducir la tensión financiera y aumentar el margen de bancos y cajas de ahorro ya que lo que cobran por el lado del activo (hipotecas, créditos) se reduce, pero sin embargo lo que pagan por el lado del pasivo (depósitos) aumenta con la citada guerra por ofrecer un mejor tipo de interés a los clientes y captar así más recursos.
  2. Bajar el precio de la financiación concedida por las entidades, es decir, si pagan menos a los clientes por sus depósitos, tiene lógica pensar que las entidades podrían prestar dinero más barato.

En cualquier caso, las voces de alarma también han aparecido, porque el mercado bancario, como mercado que es, tiene libertad de fijación de precios, por lo que establecer una instrucción de a cuánto fijarlos podría suponer, en principio, un problema a la libre competencia.

No obstante, según últimos datos publicados por el Banco de España, el volumen de  depósitos de hogares y sociedades no financieras ha aumentado en febrero, después de un ligero descenso en el mes de enero de este año. Sin lugar a dudas, los depósitos siguen siendo uno de los principales activos refugio, si bien otros productos financieros, como son los fondos de inversión, están ganando fuerza. Según señala El País, en relación a este tipo de instrumentos, “el patrimonio neto de en (sic) estos productos financieros creció en 3.700 millones en términos netos entre enero y marzo, lo que supone el mayor salto trimestral de los últimos siete años”

FacebookTwitterGoogle GmailLinkedInGoogle+Marcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>