Las nuevas formas de movilidad: la conducción del siglo XXI

  • La conducción del siglo XXI es respetuosa con el medioambiente, los conductores/as conducirán de forma eficiente y responsable con la Seguridad Vial de todas las personas que circulan por la vía, ya sea en vehículo convencional, las nuevas formas de movilidad o bien, como peatones.
  • La preocupación por el medioambiente ha llevado a las ciudades a incorporar nuevas formas de movilidad que van desde el patinete eléctrico hasta el carsharing, que permiten reducir las emisiones CO2 y además contribuyen al ahorro. Y aunque a nivel local ya se ha regulado normativas sobre su uso, falta todavía una regulación a nivel estatal para toda España, por lo que se impone el sentido común y la concienciación de la responsabilidad de todos.

La concienciación por la conservación del medioambiente por una parte y el intento de ahorrar gastos –y tiempo- ha contribuido a que, especialmente en las ciudades, se hayan incorporado a nuestro día a día nuevos modelos de movilidad. Cada vez es más frecuente ver gente desplazándose en patinetes eléctricos hasta el punto que en las grandes ciudades ya se pueden utilizar de forma similar al de carsharing –otro modelo que llegó para triunfar y que permite alquilar vehículos por un tiempo limitado dentro de un perímetro delimitado- por lo que se incrementan las facilidades para utilizar este nuevo ‘medio de transporte’.

 patinete

Sin embargo, pese a su éxito, la regulación sobre su uso se reduce a las distintas normativas locales que han implementado algunas ciudades, sin haber de momento, ni homogeneidad entre las mismas ni una regulación a nivel estatal.

La DGT se ha comprometido a trabajar en un reglamento sobre los patinetes eléctricos tras el primer fallecimiento de una persona atropellada por patinete eléctrico. Se espera que la DGT regule el uso de los patinetes eléctricos para que circulen a una velocidad máxima de 25 km/h, nunca por las aceras y que los usuarios/as, sin tener que obtener un permiso concreto para el uso del patinete, puedan ser sometidos a pruebas de alcoholemia y drogas.

Las bicicletas eléctricas y su uso compartido también han proliferado en las grandes ciudades, por lo que el resto de conductores también han de respetar las distancia mínima para poder adelantarles.

Por otra parte y con el fin de reducir las emisiones de CO2 en muchos núcleos urbanos se han delimitado tanto la entrada de vehículos como la velocidad a la que se puede circular en determinadas áreas, delimitándola en la mayoría de los casos a 30 km/h. En el caso de Madrid Central, el acceso a la zona delimitada se reduce como norma general a residentes, vehículos de prioridad, taxis y vtc, así como los que lleven los distintivos medioambientales menos contaminantes.

Los tiempos cambian: el modelo de la conducción del siglo XXI

Se aboga por una conducción que sea respetuosa con el medioambiente, eficiente y responsable con la Seguridad Vial de todos los que circulan por la vía: vehículos de cualquier tipo y peatones.

De esta forma, los/as conductores/as del siglo XXI conducen desde el respeto hacia los demás y hacia el medioambiente, no solo teniendo en cuenta la normativa en vigor, sino integrando en el día a día comportamientos que contribuyan a la Seguridad Vial, la eficiencia y a la movilidad. Y desde este marco, incorporar las nuevas formas de movilidad que puedan favorecer a reducir las emisiones de CO2.

Fuente: Academia del Trasportista

Share

2 respuestas a Las nuevas formas de movilidad: la conducción del siglo XXI

  1. IRENE dijo:

    Creo que las empresas deberían de ser las primeras en facilitar que sus empleados trabajen cerca de su domicilio, por conciliación familiar, respeto al medio ambiente y a la vida personal de cada uno. Sobre todo en empresas que son de ámbito nacional y tiene una amplia Red de oficinas como son los bancos y otras compañías de servicios. Gracias

  2. Fernando Estefania Corral dijo:

    Estamos totalmente de acuerdo en regular este tipo de desplazamientos urbanos que esta ocasionando incidencias a los peatones que circulan por las aceras.
    En primer lugar, la velocidad debe ser muy limitada. 25 km por hora, en un espacio de peatones en ciudad, me parece excesivo. Hay que tener en cuenta que esta circulando pegado a los viandantes, muchos de ellos personas de la tercera edad, otros con niños , etc., que pueden ser atropellados.
    En segundo lugar el que circule con estos medios deberá tener un seguro que ampare posibles accidentes, como ya ha ocurrido.
    También estimamos que los usuarios de este tipo de transporte deberían ser informados seriamente de su responsabilidad, del riesgo que conlleva la utilización de este tipo de desplazamiento, además de la obligación de circular por los carriles habilitados para ello.
    He visto bastantes casos donde el ciudadano que usaba este tipo de desplazamientos circulaba como si realmente tuviera preferencia sobre el viandante.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>